infantil2

Pedagogía Waldorf

La educación Waldorf cree en la necesidad de tener en cuenta el ser humano total, y practica un enfoque evolutivo de la enseñanza. Ve la educación como algo de la vida misma, y extrae sus lecciones de la naturaleza interna del niño
Rudolf Steiner

La Pedagogía Waldorf es un sistema educativo creado por Rudolf Steiner, brillante erudito y filósofo austríaco, figura destacada del pensamiento alemán de principios del siglo XX. Él fundó en Stuttgart (Alemania) la primera escuela libre en la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria, de ahí su nombre, en 1919, en plenas convulsiones políticas, económicas y sociales posteriores a la Primera Guerra Mundial.
Este impulso pedagógico se extendió rápidamente por toda Europa, llegando a Estados Unidos en 1928, con la inauguración de la Escuela Waldorf de New York. En España, la primera Escuela Waldorf se fundó en 1980. Y ha continuado creciendo convirtiéndose en un movimiento pedagógico muy reconocido mundialmente y apreciado cada vez más por las familias que buscan escuelas creativas y respetuosas a la vez que serias académicamente.

Son escuelas asociadas a la Unesco.

Actualmente hay más de 2000 escuelas y jardines de infancia repartidos por 90 países, desde los más desarrollados en materia de educación como Finlandia, Estados Unidos, etc. hasta los más desfavorecidos como Etiopía, Pakistán, etc.

Su base pedagógica es el conocimiento del ser humano como un ser tripartito: físico, anímico o emocional y espiritual, cuyo desarrollo se conforma por etapas de siete años, con necesidades específicas, que requieren un acompañamiento y un abordaje pedagógico adecuados a cada una de ellas.
Nuestra Pedagogía fomenta el respeto al niño y a su desarrollo individual, respetando sus fases madurativas y equilibrando lo físico, lo anímico y lo espiritual en cada uno, con el fin de que puedan desplegar sus facultades de una manera holística o integral, con creatividad y responsabilidad hacia sí mismos y hacia el mundo en que viven.

Por tanto, su finalidad es el desarrollo de cada individualidad desde una amplia e integral concepción del ser humano, y su metodología facilita el despliegue de las capacidades y habilidades del niño, concediendo la misma importancia a los contenidos como a los procesos.

Waldorf en el mundo